viernes, 14 de agosto de 2009

Prevención médica primaria

Autor: Dr. Lázaro Antonio Ochoa Urdangarain.
Especialista en Medicina Física y Rehabilitación.


El médico en la atención primaria tiene un solo objetivo; prevenir todo género de enfermedades.

Recordemos que al padecer el sarampión; éste puede ocasionar las siguientes complicaciones:

  • bronconeumonía;

  • meningoencefalitis;

  • activar una apendicitis aguda;

  • activar un foco tuberculoso;

  • padecer la otitis aguda;

  • sufrir una nefritis;

  • o, la muerte.

Hasta ahora, los beneficios de la vacuna contra el sarampión en términos de prevención, discapacidad y muerte ha sido bien documentada.

Vacunaciones en el infante.

La prevención de las enfermedades en todo infante debe comenzar por la aplicación de vacunas (es un preparado de antígenos que una vez dentro del organismo provoca una respuesta de ataque, denominada anticuerpo).

  • Vacuna B.C.G. (Bacilo Calmette-Guerin): protege contra la tuberculosis.

    La edad recomendada: ante de 1 mes de nacido. Su reactivación a los 10 años.

  • Vacuna triple (DTP): es una mezcla de tres vacunas que inmunizan contra la difteria (Bordetella pertussis); la tos ferina y el tétanos.

    La edad recomendada: entre los 3 meses de edad a los 2 años de nacido.

    Número de dosis: 3 por año.

    Reactivar a los 2 años.

  • Vacuna contra el sarampión (SPRV): protege contra el sarampión, parotiditis, rubéola y varicela.

    La edad recomendada entre los 9 y 12 meses de edad.

    Una sola dosis.

  • Vacuna antipolio (vacuna Sabin u OPV): protege contra la poliomielitis.

    Edad recomendadad en menor de 4 anos.

    Dosis: dos gotas via oral. Reactivar a los 9 años.

    La vacuna empleada en Estados Unidos es la IPV o Salk; ya que se descontinuó el uso de la OPV o Sabin en el 2000.

    En el 2002, salió al mercado Pediarix, una vacuna pentavalente que contiene cinco componentes, es decir la vacuna contra difteria, tétanos, tos ferina pertussis, hepatitis B y poliomielitis.

  • Vacuna Antitifoidea: la fiebre tifoidea o fiebre entérica es una enfermedad infecciosa producida por Salmonella typhi (bacilo de Eberth), o Salmonella paratyphi A, B o C. Protege contra la fiebre tifoidea.

    Edad recomendable de 9 a 10 años.

    Dos dosis. Reactivación de 13 a 15 años.

Un ser humano necesita del cuidado familiar por más de 20 años, para que logre su independencia total.

Si prevenimos su status físico durante su desarrollo; habremos garantizado su supervivencia.

Este documento informativo está basado en la experiencia médica cubana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada